sábado, 9 de diciembre de 2017

Te diré quién soy.

Entre el cielo y la tierra
Una niebla de voces grises
Es la guardiana del caos

Su aliento gélido nos disfraza
De lo que somos
De la sombra que nunca será la propia

Y no existe bóveda mefistofélica
Solo transparencias
En las lágrimas del alma

Mientras la caricia del pánico 
Se desliza hasta el corazón:
Una bala de vida para la muerte.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Desembocadura.

   Miro fuera de mí, pero toda búsqueda es el espejismo de un viejo y póstumo laberinto de preguntas. Las salidas ya solo son puertas que conducen al ataúd de nuestros cuerpos y al funeral de nuestro amanecer. No queda quietud que silencie el lamento de los que rehusamos salvar, cuya voz todavía se escucha en el latido del viento, en el canto sin vida del pasado. Porque cuando incineramos el futuro de aquellos que un día nos traicionaron, asesinamos más identidades que las suyas. Infectamos con el sabor de la muerte nuestros caminos. Y su adiós se convirtió en la bandera que nos haría caer al túnel infinito de la verdad, donde el color del espíritu se alía con el destino menos afortunado para dar forma al peso del presente.
   Los rayos inciden sobre el suelo como bengalas de fuego inerte que tratan de dar caza a las marionetas de la codicia. El sol fue el único testigo de nuestras manos prendiendo los años, los rostros, la envidia de los eternamente insatisfechos. Él fue el solo conocedor de cuán hondo cavamos la tumba de unos sueños que no nos pertenecían. Y hoy, el tormento sembrado meses atrás, que grita al oído del cielo cuando el aire nos envuelve con el aliento fúnebre de unas esperanzas cenizas, amenaza con depositar en nosotros la semilla del arrepentimiento que nunca brotó mientras desempeñábamos el papel ejecutor de la desgracia.
    Las huellas no han sido borradas. La dulce espera de lo imposible, desdibujada por la voluntad ciega de quienes sepultan en el mundo los sueños de sus semejantes, sigue respirando entre nosotros.
   El día habla con la voz de los fantasmas: escribimos nuestro final al derramar sangre en el lienzo del tiempo.


domingo, 26 de noviembre de 2017

Senda de sombras.

Con el corazón en la garganta 
Asciendo hacia la paz del alba 
Los rayos me perforan la piel 
Convierten mi cuerpo en humo,
Me invitan a un cóctel venenoso 
Elaborado con el memorable sabor
De las más profundas llagas
Y mientras el mundo cae,
El núcleo rojo me reclama.

El más allá grita mi nombre 
Su voz es el alarde de un final finito
La alevosía de un cráter devorador de muerte
Donde el mundo acaba 
Donde la nada es todo. 
Y mientras las sombras visten el cielo,
El núcleo rojo muerde mi alma.

El aliento de la verdad enfría mis venas
No hay oxígeno dentro del ser que llamo yo
Solo un tornado de gélidas inferencias 
De respuestas reveladas por un diablo interior 
Cerniéndose sobre mis ojos sin fondo
Cansados de ver lo invisible
De tocar la arisca serenidad del tiempo
Y mientras el sol se apaga, 
El núcleo rojo mastica mis restos.  

viernes, 24 de noviembre de 2017

La Casa De Papel: Crítica.

Una historia con alma. Unos personajes puros y construidos con precisión y significado. Una banda sonora de cine, tan envolvente, febril, bella y seductora como la serie en sí misma. Una fotografía cuidada hasta el mínimo detalle, muestra de la cara más dura y la más vulnerable de cada uno de esos desconocidos que terminan siendo la apuesta favorita, el helado a la vez que ardiente juego prohibido. 
Tic, tac. 
Alguien ha puesto una bomba dentro de nuestros corazones. Una extraña Resistencia ha prendido la llama y, a estas alturas, no hay forma de escapar de ellos: de los criminales que nos han robado el aliento desde el primer minuto de grabación.  
Gracias a todos los que han participado en un proyecto que no solo destaca por ser original, sino por haber despertado un nuevo concepto, una esperanza cálida que ha aproximado a miles de espectadores al arte que se crea a través de una cámara. El trabajo de los actores y los guionistas ha sido espectacular, y representa esfuerzo y pasión por la diversidad de aspectos del mundo televisivo. El cast está escogido con muy buen criterio, ajustado a los requerimientos de los papeles, y la mayoría de actores se desenvuelve con maestría y gracilidad. 
Para mí, destaca la interpretación de Álvaro Morte. Es una ardua tarea el saber aportar color y singularidad a un personaje ambiguo, de rostros ocultos y facetas tanto enternecedoras como gélidas, tanto calculadoras como profundamente amables y astutas. Pero él maneja los hilos con una destreza sutil, demostrando un talento impecable y haciéndonos empatizar con Sergio desde el otro lado de la pantalla, convirtiendo la ficción en una realidad imperfectamente humana y perfectamente creíble. Logra encender cada matiz de su carácter con una chispa de misterio, atracción y carismática meticulosidad, y le aporta una presencia única, una melodía suprema de victoria frente a la adversidad del tiempo y las circunstancias. 
Además, también brilla Pedro Alonso por dotar de vida más allá del papel a Berlín. Le regala una máscara opaca de luz y oscuridad muy bien enlazadas, mostrando la complicada personalidad que se esconde tras su espíritu, donde un incendio de sentimientos temperatura en apariencia fríos oscilan frente a la incertidumbre y a la soledad que irrigan su espíritu fiero, apasionado y bohemio. Le brinda fuerza, temperatura y audacia desde la primera escena y convierte a Andrés en un complejo y fascinante diablo al que no se puede evitar amar pese a su aliento criminal. Fonollosa es en esencia tan humano, que su naturaleza salvaje y su capacidad!de persuasión resuenan al unísono de su corazón, hambriento de adrenalina y envuelto en las llamas de una libertad luchada y ganada. Un tesoro que nada ni nadie pueden arrebatarle: su devoción por caminar sobre la fina línea entre la vida y la muerte; esa en la que se balancea con la esquisita habilidad de un ser domador de sus miedos. 
Mi más sincera enhorabuena a todas estas promesas del universo artístico, delante y detrás de las cámaras, como artistas y como personas Ojalá sigáis formando parte de proyectos tan formidables. ¡Un inmenso aplauso y una lluvia de premios para estos monstruos! 
Confiamos en ti, Profesor. 
Solo queda esperar que un spin-off sea la próxima decisión. Permitidnos ver el origen de este placentero surgimiento con una precuela donde toda la sangrienta familia esté de vuelta.
¡Bella ciao! 


sábado, 18 de noviembre de 2017

Ultravioleta.

En mitad de este invisible despertar
Aún ardo con la eternidad nocturna
Ahora la atracción abismal de los astros
Bucea a través de la línea del tiempo
   [Devolviéndome a la tormenta eléctrica del corazón 
   [A la libertad que se reencarna cada madrugada en mi sombra 
Según me sostiene en la órbita de su imperfección  
Mas dentro de la oscuridad de mis ojos 
Un ejército de crepitantes antorchas 
   [De fuegos fatuos que lideran mi espíritu  
   [De mágicos anhelos prendidos por la sed de nueva vida  
Dan a luz melodías de edades pretéritas
   [De desiertos de polvo y épocas doradas 
   [De oasis de calma y lágrimas dulces
Hasta que alcanzan mis cuerdas vocales 
   [Desprendiéndose de ecos lejanos
   [De ritmos futuros y aromas extranjeros  
   [Meciéndose solo en la marea del aire 
En el glorioso amanecer de la luna 
Donde hallo entre dunas de plata mi propio latido 
   [Abrazado por la música del silencio
   [Danzando al compás del canto inmortal del cosmos
A dúo con el rugido de los cielos
Que claman la paz bajo sus olas de temor extinto. 


sábado, 28 de octubre de 2017

Désideratum.

   Una línea separa a los humanos de los espíritus. Existe una forma de establecer un vínculo con el más allá y devolver las almas a los cuerpos. Pero en el universo, todo tiene un precio. Una deuda que se paga gota a gota.
   El día en que el cáncer silenció el corazón de Christopher, Karen y su marido le suplicaron ayuda a mi padre. Él les prometió que su hijo regresaría, advirtiéndoles antes del deber de entregarle al otro de los niños que engendraran, y ambos aceptaron el pacto de sangre. Una vida desconocida por otra añorada. 
   Dos años después, papá me envió a la tierra. Nacimos dos mellizos. Freddie tenía las mismas facciones que su madre y el candor de un ángel. En cambio, yo era el reflejo de la persona que perdieron. Había resurgido de las sombras vestido con la piel de un muerto, de aquel cuyos familiares ansiaban ver de nuevo más que respirar. No obstante, aislaron a mi hermano, incumpliendo el trato y desatando la ira de quien había permitido aquel milagro. Entonces, mi papá me susurró su nueva voluntad, la orden que debía obedecer.
   Un amanecer Fred y yo fuimos juntos a dar un paseo a las montañas. Aunque teníamos prohibido salir solos, las ganas de transformarlo en inmortal y de cumplir los deseos de mi padre, superaron cualquier barrera, y pronto las bolas de nieve volaron entre ambos.
   —Ven a mi mundo. Allí seremos libres. 
   Al oír mis palabras, me miró con el rostro bañado en una esperanza etérea, y sus ojos se empañaron, llenos de ilusión. Unimos las manos y,  antes de retornar a mi hogar, utilicé la navaja para atravesar su cuello y después abrirme la garganta. 
   Karen encontró nuestros cadáveres al anochecer. La luna llena brillaba sobre nuestras pupilas vacías, cuya luz ahora brillaba en el infierno, junto a su Rey traicionado.
   El diablo nunca olvida.


domingo, 8 de octubre de 2017

Brújula.

De sangre y ceniza
Está hecho mi espíritu 
   [Invisible tras la niebla del más allá 
   [En plena guerra contra el enemigo mismo

Pero allí donde el incesante aullido del ánima 
   [Que grita desde la trinchera de la resistencia
   [Palabras sin forma
   [Esqueletos de sueños hoy caídos 
Amanece entre muerte y hielo
Apostando siempre por el calor de la vida 
La fuerza de la verdad
   [Que trepa hasta mis labios como un fantasma
   [Rasgando lo imposible
   [Aniquilando el temor bajo los ojos

Y entonces miro a la madre bóveda
Mis pupilas antorchas que asesinan los interrogantes 
Mis huesos soldados de acero
Y el corazón bombardea de nuevo la noche 
   [Desnudo de miedos
   [Con la voz del valor en llamas
Dispuesto a avanzar a través del destino
Sosteniendo la luz entre las sombras

 Y una vez más desafío el límite de la piel
Corriendo hacia los fuegos fatuos que bailan tras sus puertas

Existiendo.