Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

El tacto de la guerra.

   La claridad del amanecer comenzó a envolver el bosque. Kirsten terminó de guardar las pertenencias de los dos en un pequeño saco y arropó a su hermano con un par de mantas. Incluso lejos del núcleo de la ciudad, resguardados de las gélidas temperaturas gracias a los enormes y frondosos árboles de alrededor, el frío congelaba sus huesos. El viento proveniente del este le acariciaba la piel dolorida, acunando su mirada endurecida y llena de rojeces. Dejó las pupilas perdidas en la vegetación mientras la brisa traía ecos de tiempos pasados.    Las voces del ayer regresaron con el movimiento del aire. Cuánta distancia los separaba de la reconfortante atmósfera de su infancia, en la cual habían crecido con la calidez y el amor del pueblo. Meses atrás hubo restos de alegría dentro de los hogares. La esperanza mantenía despiertas a familias enteras y a través de ella niños y adultos conservaban las ganas de vivir. Pero recordó la imagen de las viviendas en llamas. Del mal cayendo de l