Entradas

Mostrando entradas de enero, 2020

Carne de cañón.

   Invisible.     Esa fue la palabra que brotó en su cabeza cuando Jonah le pidió que describiera su boda. La boca de Mandy se entreabrió con el presuntuoso instinto de contestar, pero apretó los labios antes de que las respuestas fueran domadas por un ardid educado y fraudulento. Entonces supo que coronaria su imagen pública con un cariño agostado, tedioso y esquelético , condenándose a la desnutrición del corazón entre términos legales.     El asunto se fue ensombreciendo según se sucedían los inviernos. Un ruido le taladraba los oídos al escuchar la respiración de él en la misma estancia. Era un murmullo disociado de la presión, un producto inofensivo aunque arrítmico  e insustancial que nacía de la existencia paralela y distante de dos personas. Y ahí estaba la granada inactiva. Ella deseaba una explosión que hiciera saltar por los aires lo que llevaba décadas seco e inerte dentro de su pecho. Los abrazos rotos, las miradas edulcoradas de complicidad, las promesas desleales de ho

Luz verde.

Imagen
   Para cada acción, hay una razón. Esa es la regla aceptada en la sociedad. Porque genera paz. Porque nos recuerda la lógica del comportamiento.     Hoy no puedo tomarla como verídica. Los naipes han caído, la casa de las teorías se ha derrumbado ante el cuerpo de policía. Y con ella, la mayoría de nuestras fuerzas psicológicas.    Le observo a través del cristal y a mis ojos llega una información que no concuerda con los datos de mi cerebro. Ese chico, que apenas ha alcanzado la pubertad, con su mandíbula temblando de ansiedad y su mirada intoxicada por el pánico, se ha cobrado la vida de su madre. Lo han hallado inconsciente sobre un charco de sangre, desmayado tras la descarga de adrenalina y el clímax de energía que había acompañado al crimen. Ha apuñalado a la adulta mientras dormía, cuando ambos estaban solos en el piso y el padre se encontraba en el trabajo. La mujer no ha logrado sobrevivir la llegada al hospital.    Han pasado cinco horas desde que lo retenemos en comi