miércoles, 19 de julio de 2017

ESTELA DE UN COMETA.

El viento mece sus pestañas aladas
   [Acariciando la nada de los sueños 
El sol se posa en su masculino rostro de marfil
   [Quemando los disfraces invisibles  
    [De la perfección que anhelaban respirar
    [En aquellos días cuando el frívolo aliento de sus gargantas
    [Vapor de plata condenado al calor de las mentiras
    [Congelado por el frío insidioso de la verdad
    [Del cazador siempre armado con la fiebre del deseo
    [Se disipaba ante los rayos del fúnebre siempre
Y su piel congelada al tacto
Humedecida en mares pretéritos hoy cubiertos por sal
    [La ganadora del incierto porvenir
    [La sanadora de las marcas rojas del alma
Arde con la temeridad del lobo
Ahuyentando a los reyes de la duda
Perpetuando el ritmo inmortal de la supervivencia. 

Unas voces gritan que perdió  contra el amor
Otras susurran que ganó un pulso a la muerte 
   [Mas en las tinieblas que brillan con el fulgor del olvido
   [Los recuerdos estallan como bombas suicidas
   [Dan a luz supernovas hambrientas de libertad
Pero solo quienes ya no son de carne y hueso 
Conocen el peso de sus sombras. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario