martes, 7 de agosto de 2012

Shout it out for me.

Luchar contra un rival siempre requiere fuerza, ya sea física o mental, y un estudio completo del oponente para conocer tanto sus mejores golpes como sus debilidades. Ahora imagina que el enemigo es alguien que conoces demasiado, una persona imposible de derribar que no tiene ninguna posibilidad de perder. Tu única debilidad, para ser exactos. De ser así, ¿Serías capaz de ganar una batalla contra ti mismo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario