domingo, 22 de julio de 2012

Una elección. Sobrevivir, o caer.

Seguía caminando con el dolor apretándole el pecho. Iba a morir, pero sabía que no lo haría con miedo. No entraba en sus planes la idea de retirarse antes de pisar tierra. Le enseñaron a apuntar y a disparar sin reparar en quién había al otro lado del rifle, y ahora era el momento de demostrar que no temía a estar solo. Su única compañía era su valor. Sólo tenía que recordar que fuera a donde fuera siempre se tendría a él mismo. Pero no era más que eso, un héroe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario