lunes, 30 de julio de 2012

And I'm gonna make your head burn.

Dicen que todo es devuelto, que las heridas sanan, que las cicatrices se borran. En cambio, hay otros que piensan que la venganza se crea, como instinto de supervivencia, como justicia eterna, y que el dolor puede perdurar, pero solo si uno quiere, tal y como las marcas de guerra acompañan el alma y la piel, pero como pacto de valor. Yo, por lealtad al orgullo, por inconsciencia, o quizás por casualidad, pertenezco al segundo grupo, por eso que dicen de que para ganar, primero hay que perder... Y no precisamente la cabeza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario