domingo, 29 de abril de 2012

Heart of courage.

El sudor empapa su frente. La sangre se desliza por su cuello recordándole que las heridas que le perforan el pecho no desaparecerán nunca de su alma. Las fuerzas le flaquean cada vez que una explosión hace volar por los aires a los supervivientes que están escondidos en el barro. Los cadáveres van cayendo a ambos lados de su cuerpo mientras las bombas siguen destruyendo vidas con cada disparo del cañón enemigo. La línea de la vida se desvanece en el aire, frente a sus ojos. Los gritos y los lamentos se abren paso entre los ríos ensangrentados que sepultan millones de corazones ahogados en el frío. El viento arrastra el dolor de los vivos en lo alto del cielo ennegrecido por el humo. Sus armas no pueden luchar contra el mayor enemigo de todos: el miedo. Pero un soldado jamás abandona su puesto por temor a la muerte. Es la única promesa de los valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario