sábado, 7 de abril de 2012

Face away and pretend that I'm not.

 Muchas veces no se trata de ganar o perder.  Eso es lo de menos.  Yo me refiero a la primera sensación que ciega tu mente y que dirige tus movimientos sin necesidad de presión. Las consecuencias no son más importantes que los impulsos a los que la inconsciencia cede el control. Por eso el peligro está más cerca que lejos cuando las advertencias sólo se oyen de fondo en tu cabeza. Sí, sabes a lo que me refiero. Tú también le has dado la mano al miedo alguna vez, aunque nadie lo sepa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario