jueves, 1 de marzo de 2012

Sólo llévame lejos de aquí, porque quiero creer que esto es sólo mi miedo.

Hasta un determinado punto todo es fácil, la lógica arrastra todas las acciones y la mente no se opone a ninguna de ellas. Los problemas empiezan cuando el corazón decide las soluciones. Entonces comienza esa guerra interna entre lo instintivo y lo racional. Ésa que depende completamente de lo que desea tu ser y que controla cada movimiento de tu cuerpo, sobretodo el del miedo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario