sábado, 25 de febrero de 2012

Las complicaciones siempre van de mi mano.

Dicen que llega un momento en que todas las piezas encajan para formar una sola, y sabes cuál es el camino correcto para encontrar lo que buscas, pero por aquel entonces yo estaba muy lejos de saber en qué se diferenciaban la verdad y la mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario