lunes, 16 de enero de 2012

Porque este corazón sincero, murió siendo muñeca de trapo.

Ten por seguro que no te dolerán las quemaduras si el mismo fuego cura las heridas de tu corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario