jueves, 26 de enero de 2012

Podrán romper mis huesos, pero no caeré cuando disparen.

Las palabras son armas de fuego, las miradas son pistolas que sangran, la sociedad es una bala de acero que si te descuidas te mata, pero nadie sabe que algunos estamos hechos a prueba de balas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario