miércoles, 14 de diciembre de 2011

Punto y final.

La palabra exacta hubiera sido frío, una ráfaga de intenso y sobrecogedor vacío que arrasó con todos los presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario