sábado, 31 de diciembre de 2011

.

-Querer es poder.-Intenté mantener la voz firme, esperando a que sus ojos incrédulos le dieran una oportunidad a las palabras que se escapaban de mi boca, más inseguras cada vez que el tiempo se abalanzaba sobre mí; pero ni yo misma era capaz de encontrar sentido a lo que decía mi corazón y a lo que pronunciaban mis labios.
-No en todos los casos.-Una mano descolocó mi cabello con simpatía, acercando levemente su rostro hacia el mío-.Aunque es cierto que siempre tienen que existir excepciones para que se cumplan las reglas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario