jueves, 11 de agosto de 2011


Imaginabas que el mundo te serviría de fortuna, pero olvidaste que los golpes de suerte aparecen sin razón alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario