sábado, 16 de julio de 2011

'Te amo', no significa que te quiera.

Bajo la luz de las velas, ella se balancea pacientemente, esperando algún sonido procedente de sus labios, pensando en un tímido Por qué que no se atreve a contestar. La luz tibia de la lámpara ilumina una parte de la habitación, dibujando las dos siluetas en la penumbra, y dejando rastros de oscuridad por doquier. Sus manos nerviosas, recorren su cuerpo en busca de calor, mientras intentan que el sudor frío de su piel no llegue a todos los rincones de su alma. El miedo le impide respirar, pero una mano en su cintura frena sus movimientos de nuevo, con la incertidumbre por delante. Ella dice que no va a salir corriendo, pero quiere marcharse. Un aliento cálido sella sus labios, que, presos de pánico, no se atreven a negarse. Un ‘Te amo’ se escapa en susurros de su boca, y ella oye el dolor en su propia voz, deseando saber por qué lo ha dicho. Entonces, ve en sus ojos cómo todo termina, mientras una melodía serena acompaña su silencio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario