viernes, 1 de julio de 2011

Undisclosed Desires.

Añoranza en el estado óptimo de desesperación, en el más oculto de los sentidos, rozando el límite de la cordura y sobrepasando cualquier deseo humano. Impotencia, sin una mínima oportunidad de ser descifrada, con un inquietante sonido detrás de sus propias voces, escondida tras una mirada ardiente y cansada, y unos ojos ansiosos de vida, persiguiendo lo irreal, en la línea de salida de una carrera sin camino. La rabia cobra vida, tratando de imaginar una caricia prohibida en el minuto equivocado. La mentira, con un libro de inservibles instrucciones en la mano, intenta encontrar una solución al miedo, destruyendo verdades, matando la violencia de los impredecibles pensamientos e imágenes, y alcanzando la más inhumana sensación de certeza. 
Las mentiras son hermosas cuando escoden los secretos más íntimos, pero al deseo sólo lo frena el miedo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario