sábado, 9 de julio de 2011

100%

Las probabilidades no siempre juegan de nuestro lado. El miedo frena más de la mitad de los actos que pasan por nuestra mente. Somos tan inocentes que a la primera de cambio creemos que todo ha acabado, sin pensar siquiera en el por qué. Pero a pesar de todo salimos adelante gracias a las circunstancias, aunque no lo creamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario