jueves, 28 de julio de 2011

Justo cuando me aprendí todas las preguntas, me cambiaron todas las respuestas.

Eso es amar

Dicen que el cariño aumenta cada vez que piensas en una persona, ya esté cerca o lejos, ya la veas todos los días, como si sólo está en tus recuerdos, pero el amor va más allá de todo eso, el amor escala fronteras, cruza mundos y une sentimientos. Quizá por eso, a pesar de todas las demás sensaciones que puede sentir un ser humano, el amor las supera con creces, porque ni el odio ni la violencia son capaces de cubrir por completo a la mente humana. Y cuando quieres de esa manera a alguien, da exactamente igual si tú vives en África y la otra persona en Alemania, porque basta con sentir el calor de un abrazo un día para recordarlo durante toda tu vida, y levantarte cada mañana y revivirlo como la primera vez.


miércoles, 27 de julio de 2011

viernes, 22 de julio de 2011

zapatos, perfumes, tacones

-¿Quieres éste traje o el otro?- Natalia sostenía una tela arrugada en la mano mientras buscaba entre las perchas algo de mi talla.-¿Te estará bien, no?
Cogí lo que parecía ser un vestido de talla XXL.
-Voy a buscarme otra cosa.-dije entre risas.-Ve a buscar a nuestra querida amiga y dile que venga de una vez, que se pierde entre las perchas, y luego no hay quien la encuentre.
La chica de pelo rizado que estaba delante de mí se empezó a reír, y salió corriendo en busca de la compañera perdida, dejando un rastro de perfume en el aire.

Después de 45 minutos en la tienda y otros tantos en el centro comercial, después de engañar a las dependientas, de cambios de probadores, de colas interminables, pantalones y chaquetas volando, de besos y abrazos que parecían no acabar, y de miradas cómplices, la pequeñaja que se perdió entre las perchas apareció, y el sonido de tres pares de botas de tacón resonó entre los aparcamientos, contrastando con los gritos y risas que provenían de los mismos, y dejando atrás las marcas y las sintonías de moda.

sábado, 16 de julio de 2011

'Te amo', no significa que te quiera.

Bajo la luz de las velas, ella se balancea pacientemente, esperando algún sonido procedente de sus labios, pensando en un tímido Por qué que no se atreve a contestar. La luz tibia de la lámpara ilumina una parte de la habitación, dibujando las dos siluetas en la penumbra, y dejando rastros de oscuridad por doquier. Sus manos nerviosas, recorren su cuerpo en busca de calor, mientras intentan que el sudor frío de su piel no llegue a todos los rincones de su alma. El miedo le impide respirar, pero una mano en su cintura frena sus movimientos de nuevo, con la incertidumbre por delante. Ella dice que no va a salir corriendo, pero quiere marcharse. Un aliento cálido sella sus labios, que, presos de pánico, no se atreven a negarse. Un ‘Te amo’ se escapa en susurros de su boca, y ella oye el dolor en su propia voz, deseando saber por qué lo ha dicho. Entonces, ve en sus ojos cómo todo termina, mientras una melodía serena acompaña su silencio.


viernes, 15 de julio de 2011

No puedo más

Cuando necesitas hablar, pero no sabes con quién. Cuando quieres parar el tiempo, y poder deshacer tu vida. Cuando el mundo te obliga a seguir, y tu vida se convierte en una mentira más. Cuando la ausencia invade tu alma, sin pedir permiso. Cuando te sientas a hablar, pero ya sabes lo que va a suceder, cuando tu voz se apaga antes de poder responder. Cuando quieres huir, incluso sin saber adónde. Cuando recordar se convierte en echar de menos, con letras mayúsculas.
Cuando no puedes más.

domingo, 10 de julio de 2011

En esta vida maravillosa, no todo es perfecto.

Sabes que no puede ser, y sin embargo, ni siquiera te importa. Sólo quieres compensar el tiempo perdido, perderte entre tus propios pasos, y no levantar la vista jamás. Demasiado tiempo llevas esperando, y las intenciones pasan factura si no son alimentadas. Lo imposible te llama, desde el otro lado del fuego, con garras dulces y sedientas de seguridad. Tú, corres hacia la barrera para disuadir el hambre, que parece aumentar con cada bocanada de aire, pero las luces de la noche te revelan que la imaginación es excesivamente real. La lluvia cae con estruendo en el asfalto, y tus ojos, cansados de observar la oscuridad, mantienen la mirada en el horizonte, contemplando el sol que nunca brilló lo suficiente.


sábado, 9 de julio de 2011

100%

Las probabilidades no siempre juegan de nuestro lado. El miedo frena más de la mitad de los actos que pasan por nuestra mente. Somos tan inocentes que a la primera de cambio creemos que todo ha acabado, sin pensar siquiera en el por qué. Pero a pesar de todo salimos adelante gracias a las circunstancias, aunque no lo creamos.

jueves, 7 de julio de 2011

Los ojos de la ciudad,

Hay jaleo a tu alrededor, miles de personas hablando al mismo tiempo, millones de voces sonando al unísono, como una sola. Miles y miles de pasos que vienen y van de un lugar a otro, algunos rápidos, efusivos, y otros sin rumbo fijo. Se oyen las risas de los que consiguen alzar la voz entre el gentío, los susurros de los rincones más oscuros, y los gritos que provienen de los muchos que intentan hacerse oír entre los demás. Se sienten las respiraciones agitadas y los jadeos entrecortados de lugares que permanecen en la penumbra. Las miradas intencionadas pasan de un extremo al otro sin necesidad de cercanía. Las carcajadas cargadas de ironía y desdén traspasan paredes para ser escuchadas por todos los que ocupan el lugar. En los pocos rincones en silencio que quedan, unas cuantas personas entierran sus penas antes de volver a formar parte del gentío, para seguir con su preciado juego.
Y justo cuando te paras a escuchar, esperando alguna señal, justo en el momento exacto en el que te dispones a oír, caes en la cuenta de que no puedes escuchar ninguna palabra, de que es imposible oír nada, de que no quedan personas, porque realmente todo está vacío.


viernes, 1 de julio de 2011

Undisclosed Desires.

Añoranza en el estado óptimo de desesperación, en el más oculto de los sentidos, rozando el límite de la cordura y sobrepasando cualquier deseo humano. Impotencia, sin una mínima oportunidad de ser descifrada, con un inquietante sonido detrás de sus propias voces, escondida tras una mirada ardiente y cansada, y unos ojos ansiosos de vida, persiguiendo lo irreal, en la línea de salida de una carrera sin camino. La rabia cobra vida, tratando de imaginar una caricia prohibida en el minuto equivocado. La mentira, con un libro de inservibles instrucciones en la mano, intenta encontrar una solución al miedo, destruyendo verdades, matando la violencia de los impredecibles pensamientos e imágenes, y alcanzando la más inhumana sensación de certeza. 
Las mentiras son hermosas cuando escoden los secretos más íntimos, pero al deseo sólo lo frena el miedo.