jueves, 23 de junio de 2011

Tú tienes la llave de la felicidad

Esta noche reina el silencio. Miles de pequeñas ilusiones caen sobre nosotros.
¿Te acuerdas de la primera vez que soñaste, cuando todo parecía tan fácil, cuando bastaba con soplar las velas de la tarta y pedir el deseo?
Seamos fuertes, que no cuesta nada. Aún el sonido de aquellos recuerdos sigue presente. Volvamos a soñar, a buscar aquellos deseos que se perdieron un día de invierno; y hagámoslos realidad.
Busquemos el sonido perfecto de esa canción que tanto bailamos.
Pintemos las sonrisas que una noche derrocharon alegría.
Abramos la puerta de esa vieja habitación que encierra lo que una vez quisimos vivir.
Hay veces que es imposible intentar describir ciertas cosas.
Así que sólo cierra los ojos, y siente.
Que esta vez, la vela no se apagará antes de tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario