jueves, 23 de junio de 2011

SCREAM

Sales de casa, te olvidas las llaves. Llegas realmente tarde, tu móvil no funciona, está fuera de señal.Te levantaste del lado equivocado de la vida. Hoy es uno de esos días que están del revés. Parece que todo va bien, pero deseas que ciertas personas no existan, que haya cosas que la gente haya olvidado por completo; pero no, lo que tú quieres nunca sucede. Sería demasiada suerte.
Riéndote, con una sonrisa falsa, cansada de siempre lo mismo,
lo único que quieres es gritar, perder el control, y olvidarte de todo. Como si nunca hubiera pasado nada. Ocultando todo, y rehaciendo tu vida; porque solo algunos saben que hay que correr un riesgo para sentirse bien. Ganas de ahogar un grito, tragarte tu propio llanto y olvidar. Eso es, no recordar, no sentir, simplemente correr, salir huyendo hacia niguna parte, buscando tu propio camino, escapando de todo, mirando hacia ningún lado, perdiéndote en tus propias huellas, sintiendote viva. Haciendo que nada tenga importancia, creyendo ningún motivo para rehacer un camino, tan sólo salir corriendo. Porque quiero reír tan fuerte hasta que duela, sin saber por qué.


No hay comentarios:

Publicar un comentario