viernes, 24 de junio de 2011

F.E.L.I.C.I.D.A.D.

Qué palabra más bonita. Y más cruel. La mayoría de las veces no se cumple. He intentado buscarle definiciones a diario, pero es casi imposible expresar con palabras qué es. Eso sí, algunos tienen la suerte de poder tocarla con la punta de los dedos aunque sólo sea una vez en la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario