viernes, 24 de junio de 2011

El mundo es la Guerra, la vida es la Lucha.

El miedo se siente desde miles de kilómetros. Las voces se funden en lo alto del cielo. La luz se confunde con la oscuridad. La sangre se derrama. El espacio entre la vida y la muerte pierde sentido en las almas de los que aún viven. La desesperación cobra vida en cualquier parte del mapa. Los débiles caen y traspasan la frontera de la vida. La esperanza deja atrás la alegría. Las palabras mueren. Los silencios matan. El dolor fluye a través del viento. La impotencia rodea a las almas perdidas. Unos y otros luchan por conseguir la victoria. Aun así, el valor no es suficiente para seguir con vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario