miércoles, 29 de junio de 2011

Dejemos la melancolía para los viejos ratos, que ahora lo que importan son los recuerdos gratos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario