miércoles, 29 de junio de 2011

Entre las líneas del miedo y la culpa te preguntas por qué estás ahí, por qué viniste, aún sabiendo que no sería sólo una conversación. Intentas adivinar si lo conoces lo suficiente, si existe un recuerdo que te convenza de que no lo has perdido. Haces un esfuerzo por creer en las palabras que un día te dijo, por no romper lo que hasta ahora habías vivido. Con una lista de sentimientos hundidos, yo sabía cómo salvar una vida.


El dolor es la forma más fácil de matarte estando vivo

Dicen que el destino está escrito antes de que nazcamos. Yo sólo sé que es la realidad más injusta que he conocido. Hagas lo que hagas estás destinado a recordar, a vivir mientras tengas sangre en las venas, a sentir cada cruel puñalada de la vida sobre ti, y a llorar las esperanzas muertas. De la misma forma que tienes derecho a sonreír cuando, inconscientemente, la vida te regala un respiro de felicidad. Pero esas veces son contadas. Y cuando pasa el tiempo te das cuenta de que no es cuestión de fuerza, ni de aguante, como creen muchos, si no de poder respirar cuando no hay aire en ninguna parte, de tener la capacidad de andar cuando no hay camino, de poder ver cuando todo está oscuro, y de intentar vivir cuando no hay vida. Todos tenemos un límite de fuerzas y esperanzas, pero eso, a la vida, le da igual. 

El dolor no es una opción, es una reacción ante la vida.

Nadie te enseña a vivir. Nadie te dice cómo debes actuar, ni si te estás equivocando o no. Ninguna persona te dice si esa amistad durará para siempre o si mañana no os acordareis el uno del otro. Nadie te enseña cómo afrontar la pérdida de alguien a quien amas. O mejor dicho, nadie te enseña a amar, y mucho menos a decir Adiós. Por mucho que intentes encontrar respuestas, ni el tiempo es capaz de decirte la verdad, porque ni siquiera hay verdad alguna en todo esto. A veces me da la sensación de que hay cosas que se escapan, o palabras que deberían haber salido a la luz, pero no recuerdas nada de esto hasta que el dolor no se presenta en tu puerta, con una sonrisa irónica pintada en la cara e intentando convencerte de que todo va bien. Por eso tal vez deba seguir buscando respuestas, y esperar a que un día, cuando habrá el buzón, las páginas amarillas no sólo contengan números de teléfono.


Dejemos la melancolía para los viejos ratos, que ahora lo que importan son los recuerdos gratos. 

viernes, 24 de junio de 2011

El mundo es la Guerra, la vida es la Lucha.

El miedo se siente desde miles de kilómetros. Las voces se funden en lo alto del cielo. La luz se confunde con la oscuridad. La sangre se derrama. El espacio entre la vida y la muerte pierde sentido en las almas de los que aún viven. La desesperación cobra vida en cualquier parte del mapa. Los débiles caen y traspasan la frontera de la vida. La esperanza deja atrás la alegría. Las palabras mueren. Los silencios matan. El dolor fluye a través del viento. La impotencia rodea a las almas perdidas. Unos y otros luchan por conseguir la victoria. Aun así, el valor no es suficiente para seguir con vida.


¿Qué Demonios?

Hace poco no hubiera dicho nada de esto, pero, ¿quién no se ha hartado de esperar todo el día? Es difícil intentar explicar las razones, ¿pero qué más da? Detesto a ese tipo de personas que hablan por hablar, que dicen por decir, que no saben de lo que hablan y aún así opinan, ¡Qué narices! Hay gente que se dedica a vivir sumergida en recuerdos, otros que se quejan de lo que tienen, personas que viven la vida minuto a minuto, chicos y chicas que se esconden por miedo o por pena, e incluso gente que sólo está buscando lo que quiere. Gente que se dedica a hacer daño, miradas que cambian y otras que piden a gritos escapar, voces que necesitan ser escuchadas por cualquiera, y sombras que sin rumbo fijo, buscan lo que nunca encontraron. También hay personas que eligen su forma de vida instantáneamente, a lo loco, y otros que construyen su propio camino despacito, poco a poco. Pero, ¿En serio nadie a querido jugar un poco, gritar en medio de la calle sin vergüenza?¿Hacer lo que quieran sin miedo al mañana, sin temor a lo bueno o a lo malo?¿Vivir sin necesidad de escuchar a quien no lo merece? Sólo divirtámonos en estos dos días a los que algunas personas se atreven a llamar ''vida''.
Un día te encuentras en medio de todo, Miras alrededor tuyo y ves cosas tan distintas, miradas tan parecidas.. Oyes mentiras y verdades a distancia, puedes sentir el miedo que te rodea cerca, a tu lado; llegas a ver personas tan distintas y a la vez exactamente iguales que asustan, sientes las lágrimas de los que sufren y las sonrisas de los que ríen...Y te preguntas, ¿Qué demonios? ¿En qué se ha convertido todo esto? Algunos llorarán y otros se divertirán, otros sufrirán y los demás callarán, pero es como un juego en el que hay que ganar todas las partidas. ¿Qué más da si te gusta el pop o el heavy? ¿Qué narices importa si nadie está escuchando? ¿Qué importa si amas u odias, si luchas o escapas, si estás equivocado o no? ¡Qué demonios! Aquí sólo existe una regla, y ésa es vivir como quieras.

F.E.L.I.C.I.D.A.D.

Qué palabra más bonita. Y más cruel. La mayoría de las veces no se cumple. He intentado buscarle definiciones a diario, pero es casi imposible expresar con palabras qué es. Eso sí, algunos tienen la suerte de poder tocarla con la punta de los dedos aunque sólo sea una vez en la vida.


Y no sé cómo...

Pero hasta que no lo tienes delante de ti, incitándote a poseerlo; hasta que no lo ves con tus propios ojos, no lo echas en falta. Y es entonces, cuando inconscientemente, te resulta familiar el dolor que lo rodea. Tan preciso, tan sincero, tan irremediable... Tan doloroso como una bala de fuego en una pistola recién disparada hacia ti.


#Escape.

Es como un grito cuando todo está vacío. Pareces expresarte sin saber por qué. O como una palabra en medio del silencio. Instintivamente, te hace reaccionar. De la misma manera que te hace despertar una melodía que no has escuchado. O al igual que puedes ahogar un grito con una mirada, y más si ésta te está matando.

No, Baby, No Cry.

Sé que a veces todo se tiñe del color de la oscuridad, e incluso en el rincón más preciado, hace frío. Pero cuando eso suceda no tengas miedo, no lo hagas más dificil. Intenta no resistir. 
Cuando eso suceda, no llores.



THE LIFE

La vida tiene tantas emociones y sensaciones como personas hay en el mundo. Y si algo he aprendido en todo este tiempo, es que hay cosas que sólo se pueden decir con una mirada, con una caricia, en un instante, en una sonrisa..Y que cualquiera de esas cosas esconde más misterios y sinceridad que todas las palabras del diccionario. Creo, que definitivamente, perdemos mucho tiempo. Hay demasiadas oportunidades y miradas que se quedaron en el olvido, o que no se llegaron a decir nunca. Y justamente por esa pequeña razón, por todas esas maravillosas sensaciones que nos dan vida, no debemos desaprovechar nada. Por encima de todo lo demás, por desgracia, esta vida no dura para siempre y hay que saber disfrutarla al máximo.


jueves, 23 de junio de 2011

A Beautiful Lie.

Es una dulce tentación que esconde los secretos mejor guardados, una bellísima locura a la que sólo algunos consiguen llegar, una terrible pesadilla que parece no acabar nunca, una luz cegadora que te hace perder los sentidos, un haz de esperanza que aparece cuando menos lo esperas, un grito en medio del silencio cuando no hay nadie, una melodía que te envuelve con cada palabra, un exilio a la libertad en el lugar equivocado, una realidad que te golpea sin esperar nada a cambio, una canción que se cuela en una noche de baile, un respiro que da vida al que menos lo merece, un silencio que se oye desde millones de kilómetros, un destino que se cierne sobre todos por igual, una línea divisoria que traspasa fronteras para reunir almas, una muerte dulce que nadie comprenderá, la verdad más injusta, pero a pesar de todo, la mentira más hermosa.

La vida.


¿Quién dijo que hay que esperar a Navidad?

La magia está en cumplir los deseos día a día, en tener un propósito a diario. No hay que esperar a la última noche del año para pedir nuestros deseos, y mientras, no hacer nada hasta que empiece el año nuevo. 
 Cumple tus sueños paso a paso.

Tell me, would you kill to save a life?

Estréllate. Ya no importan cuántas noches te tumbaste despierta, ni cuántas veces respiraste aun sin poder respirar. Tampoco importan las muertes ni las mentiras que vivas. No puedes olvidar. No importa cuánto te esfuerces, es demasiada historia. Necesitas el latido de un corazón que no está vivo.
Dime, ¿Matarías para salvar una vida, para probar que estás en lo cierto?


A estas alturas la verdad duele, pero las mentiras aún más.

Sin querer te descubres corriendo a través del fuego, cuando sabes que no queda nada por decir, y en ese mismo instante te das cuenta de que no puedes sentir nada que realmente no sientas. Es como intentar perseguir ese último tren, aun sabiendo que ya es demasiado tarde.
¿Cuántas cosas hay en la vida que nos hacen perder la cordura? Si solo pudiera pedir un deseo, sería que todo se arreglara. La vida es demasiado difícil como para entenderla, como para intentar razonar cualquier motivo.La vida se nos escapa de las manos a un tiempo estremecedor. Somos débiles, valientes, cada persona a su manera; cada uno de un modo distinto, con sus problemas y sus alegrías. Pero todos iguales al fin y al cabo, somos personas. Si tuviera el valor suficiente quizá hubiera sabido lo que tendría lo que haber hecho en muchas ocasiones; si tuviera la oportunidad de pedir un deseo, solo uno, sería llorar de felicidad. Esta maldita vida es demasiado corta como para pararte a pensar en cómo funciona; de todo lo que vivimos al final sólo quedan los momentos buenos. Cuando llegamos a la parte que acaba, recordaremos todo lo que un día nos importó, y también todos y cada uno de los motivos por los que lloramos. Recordaremos a las personas que nos ayudaron; y por las que dimos la vida.
Aún recuerdo perfecta mente el dolor, las ganas de morir, cuando sientes que no tienes por qué seguir adelante. Pero en esos momentos no nos damos cuenta de que la vida es caminar poquito a poco, y que todo se limita a un término: Sonreír.
Un día, me gustaría volver a ser pequeña. Cuando eres niño no te preocupas por nada, y sonríes sólo con ver a tu mamá a tu lado. Y será por eso, que querría volver a la infancia, para volver a sonreír sin importar por qué; para volver a sentir esa felicidad inúndandome. Para no volver a llorar, y para no tener problemas. Lo más seguro es que nadie se dé cuenta de lo que sucede, pero esta vida nos viene demasiado grande; pero de eso se trata, de luchar, y vivir del presente. El tiempo me ha enseñado que la vida no se compone de pasarlo bien y de esconderte ante la oscuridad del vacío. Pase lo que pase, lo único que debemos hacer estar ahí, y ser felices. No tienes que vivir como los demás quieran, sólo debes sentirte bien con lo que haces. No vivas en el pasado, y tampoco en el futuro. Vive el presente, sin miedo.
Eso es, quizá una pequeña excepción, la de nuestra vida.


Dónde demonios dejaste la cordura

Creemos que todo está bien, pero esto es una mierda. ¿Alguien se ha parado a pensar en qué es lo que importa? Últimamente todo está fallando, algo se ha perdido. Ya ni siquiera importan las cosas que un día nos hicieron sonreír.
Como si la meta estuviera cada vez más lejos, intentamos alcanzar un sueño sin posibilidad de encontrarlo; y una nube de realidad invade el vacío. Este inmenso vacío que parece crecer y crecer sin preocuparse de por qué no desaparece. Algo se está volviendo extraño, aquí algo está fuera de lugar. Quizá sean estos millones de millas que nos separan los que tengan la culpa de todo.

Por eso tienes que seguir gritando hasta que te oigan.

Lo mejor es no escuchar. Y si por casualidad lo haces, sólo recuerda que no hay final alguno, que todo es el principio de algo, y que no se pierde nada. Dicen que el destino está escrito en las estrellas, a millones de distancia, esperando a que llegue el momento para caer sobre cada uno de nosotros; pero yo ya no creo nada. Estaciones y personas van y vienen, y las cosas cambian. Ya nada es lo que era y nada volverá a ser lo que es.


Nos falta valor

Cuando sientes algo muy fuerte, sea lo que sea, necesitas demostrarlo. Sin secretos, sin miedo al que vendrá, ni a si saldrá bien o mal, tan sólo mirando frente a ti. Tenemos una perspectiva del miedo impresionante, la mayoría de nosotros alguna vez en nuestra vida, nos quedamos sin hacer o decir algo por culpa de la inseguridad, por no ser capaces de enfrentarnos al miedo. O simplemente porque creemos que no es el mejor momento, que va a salir mal, o que no tenemos valor suficiente para enfrentarnos a ello. Y eso, para lo único que nos sirve, es para arrepentirnos tiempo más tarde de no haberlo hecho.

SCREAM

Sales de casa, te olvidas las llaves. Llegas realmente tarde, tu móvil no funciona, está fuera de señal.Te levantaste del lado equivocado de la vida. Hoy es uno de esos días que están del revés. Parece que todo va bien, pero deseas que ciertas personas no existan, que haya cosas que la gente haya olvidado por completo; pero no, lo que tú quieres nunca sucede. Sería demasiada suerte.
Riéndote, con una sonrisa falsa, cansada de siempre lo mismo,
lo único que quieres es gritar, perder el control, y olvidarte de todo. Como si nunca hubiera pasado nada. Ocultando todo, y rehaciendo tu vida; porque solo algunos saben que hay que correr un riesgo para sentirse bien. Ganas de ahogar un grito, tragarte tu propio llanto y olvidar. Eso es, no recordar, no sentir, simplemente correr, salir huyendo hacia niguna parte, buscando tu propio camino, escapando de todo, mirando hacia ningún lado, perdiéndote en tus propias huellas, sintiendote viva. Haciendo que nada tenga importancia, creyendo ningún motivo para rehacer un camino, tan sólo salir corriendo. Porque quiero reír tan fuerte hasta que duela, sin saber por qué.


Dreaming.

En esta vida hay demasidas personas como para buscar, hay demasida gente hablando como para escuchar, hay demasidas preguntas sin contestar, y demasiados caminos que tomar. Pero todo se puede lograr, si se trata de tus sueños realizar.


Estoy contigo.

Esperando en la oscuridad, mi único deseo es que estuvieras aquí, a mi lado.
Pero el sonido de la lluvia es lo único que me acompaña.
Quizás nadie esté intentando encontrarme, nadie me esté buscando; pero ése no es el problema.
En esta noche fría, déjame sentir tu aliento, abrázame.
Necesito un poco de ti. Hazme vivir como si me quisieras de verdad.
Sé que no soy la persona que mejor te conoce, pero ahora lo que más me importa eres tú.
Estoy buscando un lugar, una persona.
Pero aquí no hay nadie más que yo.
A nadie le gusta estar solo cuando todo es un desastre, y mucho menos cuando sabes que no va a ir mejor.
Por eso quiero estar contigo, como si fuera mi último segundo de vida; quédate a mi lado; como si realmente todo fuera bien.
Pero siempre se esfuma ese último aliento, y te despiertas en medio de todo, con los ojos llenos de lágrimas.
Intentando descifrar esta vida, más que nunca, ahora estoy contigo, aunque tú no lo estés conmigo.

Tú tienes la llave de la felicidad

Esta noche reina el silencio. Miles de pequeñas ilusiones caen sobre nosotros.
¿Te acuerdas de la primera vez que soñaste, cuando todo parecía tan fácil, cuando bastaba con soplar las velas de la tarta y pedir el deseo?
Seamos fuertes, que no cuesta nada. Aún el sonido de aquellos recuerdos sigue presente. Volvamos a soñar, a buscar aquellos deseos que se perdieron un día de invierno; y hagámoslos realidad.
Busquemos el sonido perfecto de esa canción que tanto bailamos.
Pintemos las sonrisas que una noche derrocharon alegría.
Abramos la puerta de esa vieja habitación que encierra lo que una vez quisimos vivir.
Hay veces que es imposible intentar describir ciertas cosas.
Así que sólo cierra los ojos, y siente.
Que esta vez, la vela no se apagará antes de tiempo.

Si aún no has muerto, eres más fuerte.

A menudo nos encontramos con problemas, situaciones difíciles y nudos en la garganta, que hace que lloremos y lloremos, y deseemos que lo que está ocurriendo o lo que ha ocurrido no lo hubieramos tenido que vivir jamás. Pero, sin darnos cuenta, eso, realmente es lo que hace que cada día demos un paso más; burlando nuestros más temidos miedos, y haciendo que tengamos ganas de seguir adelante.
Si no fuera por lo que hemos sufrido, por esos desagradables momentos, y por esas personas que nos han hecho pasar lo peor que se pueda describir, hoy no seríamos como somos; y aún seguiriamos escondiéndonos.


El pasado es un prólogo.

¿Nunca te hubiera gustado poder olvidar todo?¿Poder sentirte bien con todo lo que has hecho? ¿No haber conocido a ciertas personas o no haber sentido aquello? En nuestra vida conocemos a muchas personas, pasamos por muchos momentos, instantes... Pero, ¿cuántas veces no lo daríamos todo por volver al pasado? Por borrar esos amargos recuerdos, para no volver a sufrir; por no tener que volver a llorar, para no volver a sentir tristeza, o miedo; cuando por accidente o por decisión, recordamos lo que tantas noches en vela nos ha hecho pasar... esa es nuestra perdición.Un solo pensamiento puede tirarnos al suelo, dejarnos sin respiración, o hacer que volvamos a la vida, ¿Increíble , no? Cada persona por sus motivos, por su vida.. Pero el pasado; real, firme, indudable, siempre está ahí... Ojalá pudiéramos cambiar tantas cosas que sabemos que permanecerán de por vida en nuestra retina.
¿Nunca nadie ha deseado no recordar?


miércoles, 22 de junio de 2011

Miénteme.

Es increíble como podemos engañarnos. Nos creemos nuestras propias mentiras. Somos capaces de cualquier cosa sólo para complacernos a nosotros mismos o a otras personas.
A veces es de lo más estúpido.
¿Cómo decirlo..?
¿Somos cobardes, débiles, amables, prudentes o qué?
Supongo que lo que sucede es que tenemos que aferrarnos a algo, sea lo que sea, para sentirnos más fuertes. Necesitamos creernos lo que debería ser, porque en realidad quizá sepamos que lo que pensamos o sentimos no es lo correcto. En el fondo algunos son demasiado débiles para aceptar ciertas cosas, o demasiado prudentes para no hacer daño a los que quieren, pero aún así parece que siempre deben hacerlo, por el motivo que sea.


Hakuna Matata

RÍE, hasta que no aguantes más.
LLORA, desahógate, en momentos tristes.
AMA, ten la necesidad de estar junto a alguien.
ODIA, desprecia a quien te a hecho daño.
DESCUBRE, siente nuevas emociones.
SONRÍE, no pierdas la felicidad.
CREE, intenta hacer caso de lo que oyes.
DUDA, no creas que todo es cierto.
SUEÑA, libera tu imaginación.
DESPIERTA, mira a tu alrededor.
ESCUCHA, siente fluir la música en tus oídos.
DISFRUTA, todo el mundo tiene derecho a divertirse.
SIENTE, vive cada minuto.
CÁETE, no importa si tropiezas, se aprende de los errores.
LEVÁNTATE, sé fuerte y afronta tus caídas.

the fear won't kill you

A lo mejor fue que el miedo pudo conmigo todo este tiempo, o quizás fue que estaba cansada de esperar.
Pero ya no hay vuelta atrás, todo el mundo es libre de conseguir lo que quiere, y yo no voy a ser la excepción.¿Quién dijo que es imposible? Nada es imposible. A estas alturas sería absurdo creer lo contrario.
Fue demasiado tiempo el que perdí esperando lo que sabía que nunca llegaría. ¿Y todo para qué?

Para NADA.
 Pero de toda pérdida se aprende. Eso tenlo bien presente. Ahora estoy segura, y nada me impedirá romper este silencio. Esta barrera que me impide gritar.Puede que creas que estoy intentando olvidarme de algo, pero no es así. Sabes que no. 
Este no es un final, es el comienzo de algo nuevo, de lo que siempre quise.

Nadie puede jugar con cadenas rotas.

Se que tal vez esta sea la ultima vez que nos veamos, la ultima vez para decir adios. Asi que dejame abrazarte, un ultimo segundo, dejame intentar convencerme de que todo ira bien. Trato de perdonar, pero sabes que eso no es suficiente, porque no puedes sentir nada que tu corazon no quiera sentir, porque no te puedo decir algo que no es real.


domingo, 19 de junio de 2011

El Suelo está hecho para los valientes, para aquellos que después de tocarlo se levantan para tocar el Cielo.

Por un nuevo mañana

Hoy miro atras y siento que todos esos recuerdos, esos momentos, forman parte de mi.
Hoy miro atras y siento como todo ha cambiado, como las cosas que antes eran, ya no lo son.
Hoy miro atras y la felicidad me envuelve, porque todo lo que vivimos siempre permanecerá ahí, por mucho tiempo que pase.
¿No crees que fue hermoso?
Pues volvamos a repetirlo.
Por TI, por MI.
Por un nuevo mañana.

CUANDO CONTIGO SOÑABA

Cuántas veces soñé
Que de mí te enamorabas,
Creyendo una mentira
Que mucho me ilusionaba.
Todo parecía tan perfecto
Que hasta mi corazón lo notaba,
Y mis besos te susurraban
Que mi amor te aseguraba.

Cuántas veces soñé
Que a tu lado yo estaba,
Prendida de un amor
Que todo me demostraba.
Aquello era tan hermoso
Que hasta mis ojos lloraban,
Y mis labios te decían
Que yo me enamoraba.

Cuántas veces soñé
Que entre tus brazos estaba,
Perdida en un mundo
Que nadie se imaginaba.
Eso era tan real
Que hasta el sueño me turbaba,
Y mis noches se convertían
En momentos que te añoraba.

Cuántas veces soñé
Que ante ti me desmayaba,
Esperando el segundo
En que tus manos me tocaran.
Nada para que pudieras ver
Lo que para mí significabas,
Y mis versos relataban
Cuando contigo soñaba.

1º PREMIO LITERATURA CONCURSO MICRORELATOS

Mis ojos se clavaron fijamente en aquella pequeña figura de pensamientos, contemplándola con deseo en todos sus aspectos. Mis manos sujetaban con fuerza un par de tijeras oxidadas que se paseaban con inquietud entre mis dedos. Apreté los labios con fuerza. Mi cuerpo parecía tambalearse con cada nueva palabra leída.
Antes de darme cuenta de mis propios actos, mi mano derecha se abalanzó sobre aquel corazón inquieto que había despertado mis ansias de vida.
Me quedé inmóvil, paralizado, observando cómo la sangre se deslizaba lentamente sobre las hojas color nieve del libro.
Por un segundo, toda mi furia se escapó ante mi inocencia, y una lágrima cayó por mi mejilla.

Había matado un corazón.